La música en la medicina

Es innegable el efecto en nosotros la música, cambia nuestro animo, nos hace reír, llorar, bailar, trayendo muchos beneficios con ello.

Recientemente psicólogos de la McGill University, en Canada, han entregado informes de como usar la música como una “herramienta medicinal”. Con más de 400 reportes científico demuestran como la música nos afectaría también físico.

La música ya había sido usada de manera experimental para reducir el estrés y de este modo controlar el dolor en un paciente.

Los resultados de los análisis fueron presentados por Mona Lisa Chanda y Daniel Levitin, bajo el título The Neurochemistry of Music.

Descubriendo 4 áreas de la medicina donde la música puede aportar efectivamente como una herramienta medica:

1. Recompensa, motivación y placer: por ejemplo, ayudar a tratar desórdenes alimenticios.

2. Estrés: reducir ansiedad.

3. Inmunidad: fortalecer nuestro sistema inmunológico

4. Afiliación social: facilitar la construcción de lazos afectivos y la cooperación.

Dentro de los hallazgos tenemos que la música puede reducir la producción de cortisol en el cuerpo (hormona que produce estrés), además de  en ciertas sesiones mostraron tener un efecto increíble en la reducción del envejecimiento de las personas.

Pero quizás la más impresionante fue el estudio donde las personas que escuchaban su música favorita antes de una operación, sufrían menos ansiedad antes de entrar al quirófano y por tanto, el uso de analgésico anestesia era mucho menor, comparado con pacientes que tenían mucha ansiedad y las dosis de anestesia era mucho más altas.

La música es medicina

Aquí es donde demostramos como puede ser utilizada como herramienta para la medicina, y seguimos descubriendo como la música es indispensable para nuestras vidas, nuestras emociones, nuestro cuerpo y nuestra salud. Sin importar cual sea tu genero favorito, ni cual sea mejor (la que más te guste puede ser la mejor), ¡la música siempre tendrá muy buenos resultados en nuestras vidas!

¿Más información? ¡Te llamamos!
Categories: Sin categoría